jueves, marzo 23, 2006

RIÑONES AL AJILLO Y BERENJENAS CON MIEL

(Recetas de Coral Porras Casanova)

Riñones al ajillo.
para una ración
Ingredientes:
Dos o tres riñones, 4 dientes de ajo, un poco de perejil, una guindilla, aceite de oliva y sal.

Elaboración:
A los riñones se les quita la piel que los envuelve y se cortan a rodajas lo más finas que se pueda. Cuanto menos se manipulen mejor, pero si se es escrupuloso, para limpiarlos adecuadamente, cortadlos en rodajas y ponedlos dentro de un recipiente con un vaso de agua un puñado de sal y 2 dl de vinagre. Dejadlos así durante unos 15 minutos. Ahora colocadlos en una tapa de cacerola invertida, boll o similar. Poner una olla con dos o tres dedos de agua al fuego y colocar la tapa invertida o el boll encima de esta, tal que le dé el vapor de agua y los caliente. Los riñones irán soltando él liquido poco a poco.Esto se demorara unos 10 minutos. Ahora poned los riñones en un colador y lavarlos bien con abundante agua fría (recomiendo, debajo del chorro de agua fría). Por su puesto el agua que soltaron no sirve para nada.
En el aceite caliente se añaden los ajos a rebanaditas y antes de que doren se añaden los riñones con el perejil espolvoreado, la guindilla desmenuzada con los dedos y a freír, dando una o dos vueltas hasta que veamos que están en su punto.
El truco está en servirlos y comerlos enseguida, si se preparan y se recalientan se ponen muy duros y no valen nada.

Berenjenas fritas
Para una ración
Ingredientes:
2 berenjenas, aceite de oliva virgen extra, harina y miel de caña

Elaboración:
Cortamos las berenjenas con piel en rodajas muy finas, a ser posible con máquina como para hacer patatas chips. Las metemos en un bol con agua muy fría, las sacamos y las escurrimos, las pasamos por la harina para hacerlas el reboce.Las freímos en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente.Se sirven aderezadas con miel de caña.

1 comentario:

DarkJJ dijo...

Dios, que peazo de receta... si es que se me cae la baba de solo ver la foto, madre mía. Tengo que ir a Alcaudete a comerlo en directo, porque seguro que lo intento y no me sale ni la mitad de bien.